20 oct. 2014

La perdedora.

Hola. Te escribo para decirte que te extraño. Ya se, ya se que no querés verme. No, no quiero que vengas. Porque cada vez que te veo me siento aun mas vacia. Ese que me pasa a buscar y me besa no es el chico del que yo me enamoré. Si, me enamoré. No, no exagero. Cambiaron tantas cosas que no se por donde empezar. No, no es tu culpa. No, no sos el malo. Pero yo tampoco tengo la culpa de que las cosas hayan llegado a este punto. No me gusta que duela tanto. No, no te estoy reprochando nada. Pero me cansé del abuso emocional.
¿Te acordás cuando nos veíamos el lunes y el martes me decias que me extrañabas? Ahora pareciera que no tenés ganas de verme. No, no me estoy victimizando. ¿Te acordás de la última vez que me dijiste que me querías? Yo ya me olvidé. Si, ya se que no harías algunas cosas si no me quisieras, pero una tarada como yo necesita que se lo repitan alguna vez. ¿Te acordas cuando me dijiste que estabas para escucharme? No, no me pasa nada, pero me gustaría que sepas que también estuve siempre para escucharte a vos. ¿Te acordás cuando decías que eramos casi novios? Ahora me enumeras las razones por las cuales no somos nada. Pero, ¿No somos nada?
Si, si entiendo que te pasan cosas. Si, ya se que no es conmigo el problema. Entiendo todo, menos la distancia. Me duele un montón. ¿Te acordas cuando hablabamos desde que nos levantabamos hasta que nos acostabamos? Hace dias que no se nada de vos. Te pido perdón por lo que sea que haya hecho mal. Incluso me vendría bien que me mandes un gatito, o un 'boba'. Si, así de mucho te extraño. Pero no, no importa, no te preocupes. Porque cuando estás, tampoco estás. Pareciera como si quisieras estar en cualquier otra parte. No, no pienso por vos. Es lo que yo siento. No, no quiero pelear.
Siempre hay un perdedor, pero no quiero salir perdiendo. Tampoco quiero que pierdas vos. Quiero hablar. Quiero entender que pasó. Cambiaría todo lo que estuviera en mis manos para que me vuelvas a querer. Me sentía fuerte cuando estaba con vos. Me diste las ganas de vivir que me faltaban cuando te conocí. Empezamos a hablar dos semanas después del peor momento de mi vida, y siempre te voy a agradecer la paciencia que tuviste. Ya no se si estamos bien o estamos mal. No se si somos, creo que no. Te extraño, pero te estoy dando tu espacio. Antes tenías interés, ahora no se. No creo que hayamos fracasado, tal vez solo nos equivocamos por un rato y podemos volver a intentar. Pero no puedo remar sola porque así se flota en círculos. Las cosas estaban bien y simplemente un dia no estuvieron mas. Haciamos planes y ahora simplemente no se que estás haciendo. Si estás bien, si estás mal, si estás con otra...
No, no estoy llorando. Si te busco es para poder sentir que nuestra historia nunca termino. Te quiero. No digas nada, no lo necesito.

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.