30 abr. 2013


You look so different,
 but you feel the same ~

27 abr. 2013

Te espero más que ayer, y menos que mañana.
Sueño con vos cada noche, y todavía no he visto tu cara.
Te veo reflejado en tantas sonrisas que no se donde buscar.
Quiero encontrarte, pero no se por donde empezar.
Y en cada abrazo te siento un poquito,
en cada mensaje me acerco un poco más.
Pero si no sos vos, algún día vas a llegar.
Amor de mi vida, ¿Donde estás?

24 abr. 2013

...el sólo hecho de que nos hayamos conocido, me hace muy feliz, al menos a mí. Y estaré feliz el tiempo que tenga el placer de tu compañía, así sean diez minutos, dos años, o treinta años...

19 abr. 2013

Te olvidaste de quien sos pero yo no puedo recordartelo. Esto no tiene nada que ver conmigo; yo no estoy donde quiero, ni donde debería, pero voy en camino. Vos preferís disfrazarte de galán y salir a conquistar obstáculos  sin atravesarlos jamas. No todas las cosas van a volver si las dejas ir. Nunca decís 'te extraño', mucho menos admitís necesitar, y yo estoy harta. Ya no sos persona de mi interés.
Yo tampoco voy a volver.

8 abr. 2013

La musa crece.

Yo creo que los hombres inspiran más a las mujeres, que ellas a ellos. Famosas son las musas y las obras de arte que han traído a la vida grandes artistas, sintiéndose iluminados por la belleza de una dama.¡Pero ahí está la cuestión! Un hombre mira a una mujer, y vuela, ve belleza, ve cuerpos, ve imágenes  Entra en un estado de éxtasis, casi estupidez. Y es en ese estado, que puede creer y crear.
Una mujer, en cambio, al ver a un hombre no solo se inspira, sino que toma fuerzas. Pisa fuerte, raja la tierra, se hace notar, está acá. A la mujer, el hombre le da ganas de vivir, de crecer, de ser mejor. La mujer se supera constantemente, tal vez irónicamente buscando ser esa musa de alguien, pero al final de cuentas con el propio beneficio de la mejoría. Leemos, porque queremos ser inteligentes para comprender el arte y la obra de los hombres, filosofamos porque queremos entender la vida en la que todo esto transcurre, luchamos porque queremos ser iguales a ellos, estar a su altura. Tenemos hijos porque queremos que todo esto permanezca, y siendo franca, nos embellecemos, nos instruimos  nos ejercitamos para gustarle a ellos, y a veces para llegar lejos; porque no queremos inspirar su arte, queremos aflorar sus debates y sus ideas. No ser vistas como el objeto a pintar, sino empezar a ser la mano que sostiene el pincel. Y si es necesario, ser vistas como un digno enemigo. 
Asi, al tiempo, descubrimos que la mujer inspirada a leído 12 libros, escuchado 7 nuevas bandas, adelgazado 15 kilos, aprendido a hablar un nuevo idioma e incluso, lidiado con sus propios fantasmas, para ser suficiente para el hombre. Para ser la musa. La musa de un estúpido que no leyó 12 libros, ni escuchó 7 bandas, y solo la utiliza a ella para pintar, pintar a una mujer perfecta que no existe, pero lo inspira. Ahora ella ha crecido, en mente y alma. Es buena para el. Es lo suficiente para el. Es demasiado para el. Se fue. Ahora lo inspira. Pero ya no está.

1 abr. 2013

HOY SIENTO QUE LA VIDA ME MUESTRA CONTIGO SU LADO AZUL.
Y es todo lo que pido por ser feliz.
¿Que pides tu?

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.