8 abr. 2013

La musa crece.

Yo creo que los hombres inspiran más a las mujeres, que ellas a ellos. Famosas son las musas y las obras de arte que han traído a la vida grandes artistas, sintiéndose iluminados por la belleza de una dama.¡Pero ahí está la cuestión! Un hombre mira a una mujer, y vuela, ve belleza, ve cuerpos, ve imágenes  Entra en un estado de éxtasis, casi estupidez. Y es en ese estado, que puede creer y crear.
Una mujer, en cambio, al ver a un hombre no solo se inspira, sino que toma fuerzas. Pisa fuerte, raja la tierra, se hace notar, está acá. A la mujer, el hombre le da ganas de vivir, de crecer, de ser mejor. La mujer se supera constantemente, tal vez irónicamente buscando ser esa musa de alguien, pero al final de cuentas con el propio beneficio de la mejoría. Leemos, porque queremos ser inteligentes para comprender el arte y la obra de los hombres, filosofamos porque queremos entender la vida en la que todo esto transcurre, luchamos porque queremos ser iguales a ellos, estar a su altura. Tenemos hijos porque queremos que todo esto permanezca, y siendo franca, nos embellecemos, nos instruimos  nos ejercitamos para gustarle a ellos, y a veces para llegar lejos; porque no queremos inspirar su arte, queremos aflorar sus debates y sus ideas. No ser vistas como el objeto a pintar, sino empezar a ser la mano que sostiene el pincel. Y si es necesario, ser vistas como un digno enemigo. 
Asi, al tiempo, descubrimos que la mujer inspirada a leído 12 libros, escuchado 7 nuevas bandas, adelgazado 15 kilos, aprendido a hablar un nuevo idioma e incluso, lidiado con sus propios fantasmas, para ser suficiente para el hombre. Para ser la musa. La musa de un estúpido que no leyó 12 libros, ni escuchó 7 bandas, y solo la utiliza a ella para pintar, pintar a una mujer perfecta que no existe, pero lo inspira. Ahora ella ha crecido, en mente y alma. Es buena para el. Es lo suficiente para el. Es demasiado para el. Se fue. Ahora lo inspira. Pero ya no está.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.