24 sept. 2013

Desesperanza-.

Ahora vuelvo a sentir cosas que creía, era incapaz de revivir. Vienen a mi las memorias de un pasado agobiante y el simple peso de los recuerdos no me deja dormir. ¿Quien sigue adelante con tanto dolor? ¿Como se festeja algo de lo que no estas orgullosa? ¿Por que escribo si no tengo nadie que me lea? Mi vida es un eterno Deja Vu, un ciclo que no se corta, una  eternidad de primaveras tristes, una secuencia de tropiezos que solo saben dejar marcas, las ganas de hacerme daño. ¿Es posible tenerle mas miedo al pasado que al futuro? ¿Y que sea eso lo que no deja seguir avanzando? Quisiera, de alguna forma, lograr hacer visibles mis sentimientos (quisiera no sentirme así). Algún ser de otro mundo se ha alimentado de mi felicidad y ahora yo me encuentro vacía, y no se como recuperarme. Siento que hace siete años vengo repitiendo estas palabras; que las escribí en mil formas, cientos de colores y una decena de lugares distintos. Pero siempre así, apagada, viniéndome abajo, al borde del caos y con el egoísmo de pedir a gritos silenciosos que alguien me salve. Me sangran las alas, se me apago la sonrisa, no quiero soñar, no quiero promesas, no es un capricho, no merezco que me cuiden porque tengo muchas ganas de hacerme daño. No voy a pedir ayuda, no voy a contar todo esto. El frío de mis inviernos no lo merece nadie mas que yo. No quiero cantar más, no puedo dormir, no quiero hacer planes, no quiero besar a nadie. Soy una granada, y cuando explote quiero que haya la menor cantidad de victimas posibles. Admiro como mi yo del pasado supo que este día llegaría, pero aborrezco cada decisión que tomó. Hoy sólo me salva la vida la tinta en mi piel, la tinta en el papel. Somos muñecos hechos de tinta. Somos la tinta con la que marcamos a los demás. Estoy marcada, nacida para alguna macabra misión, pero aun no se para cual.

23 sept. 2013

Bajo la Misma Estrella ♥

Mi libro favorito, con diferencia, es Bajo La Misma estrella, pero no me gusta decirlo. Algunas veces lees un libro, sientes un extraño afán evangelizador y estas convencido de que este desastroso mundo no se recuperará hasta que todos los seres humanos lo lean. Y luego están los libros como BLME, de los que no puedes hablar con nadie, libros tan especiales, escasos y tuyos que revelar el cariño que les tienes parece una traición. No se trataba de que el libro fuera tan bueno, sino sencillamente que su autor, John Green, parecía entenderme de una manera extraña, casi imposible. BLME es mi libro, como mi cuerpo es mi cuerpo y mis pensamientos son mis pensamientos.

18 sept. 2013

Prometo amarte siempre.
Prometo sorprenderte.
Prometo atenderte el teléfono, no importa donde esté.
Prometo besarte donde y cuando quieras.
Pero sobretodo, prometo recordarte cuan perfectamente imperfecto eres.

17 sept. 2013

Cita Nº 3

—¿Qué quieres que te diga, Julia? No era lo bastante bueno para ti. Tú te mereces algo más que un tarado que puede caerse revolcándose por el suelo y echando espumarajos por la boca en cualquier momento.
Julia se queda completamente callada.
Deberías haber dejado que me formara mi propia opinión.
—¿Cuál habría sido la diferencia? A no ser que hubieras encontrado una gran satisfacción en hacer de perro guardián, como hace Juez cuando me sobreviene un ataque, limpiándome hasta el final de mis días. —Sacudo la cabeza—. Eras tan increíblemente independiente. Un espíritu libre. No quería ser yo el que te arrebatara eso.
—Bueno, si hubiera tenido la opción, quizá no me habría pasado los últimos quince años pensando que había algún problema conmigo.
—¿Contigo? —Me echo a reír—. Pero, mírate, si eres despampanante. Eres más inteligente que yo. Tienes una carrera, estás centrada en la familia y seguro que hasta eres capaz de controlar tu talonario.
—Y estoy sola, Campbell —añade Julia—. ¿Por qué te crees que he tenido que aprender a actuar de forma tan independiente? También me enfurezco con demasiada facilidad y quiero ser el centro de atención y tengo el segundo dedo del pie más largo que el dedo gordo. Mi pelo tiene su propio código cifrado. Además, está comprobado que me vuelvo insufrible cuando tengo el síndrome premenstrual. No quieres a alguien porque sea perfecto —dice—. A las personas las quieres a pesar de que no lo son.
No sé qué responder a eso, es como si después de treinta y cinco años te dijeran que el cielo, que siempre he visto de color azul brillante, en realidad tira más bien a verde.
—Y otra cosa… Esta vez no vas a ser tú el que me deje a mí. Seré yo la que te deje a ti.
Con lo cual me siento aún peor, si es posible. Intento fingir que no me duele, pero no tengo la energía suficiente.
—Está bien, vete.
Julia se me acerca más.
—Eso haré —dice—. Dentro de cincuenta o sesenta años.
—Pensaba que eras distinto.
—Julia, no es culpa tuya.
—¿No? —dijo poniéndose de pie—. No tengo un fondo de inversiones, Campbell. Mi padre no tiene un yate. Si estabas cruzando los dedos, esperando que me transformase en la Cenicienta un día de éstos, estabas muy equivocado.
—No me preocupa nada de eso.
—Y una mierda —exclamó estrechando los ojos—. ¿Qué pensabas? ¿Qué sería divertido rebajarte? ¿Lo hiciste para cabrear a tus padres? ¿Y ahora puedes deshacerte de mí como si nada?
Se me echó encima, cogiéndome por el pecho.
—No te necesito. Nunca te he necesitado.
¡Pues yo sí que te he necesitado! —le grité.
Cuando se daba la vuelta la cogí y la besé. Cogí lo que no me atrevía a decir y lo derramé dentro de ella.
Algunas cosas las hacemos porque nos convencemos de que será lo mejor para todos. Nos decimos que es lo correcto, lo altruista. Es mucho más fácil que decirnos la verdad.
Alejé a Julia de mí. Bajé por la colina del cementerio. No miré atrás.

La decisión más dificil, Jodi Picoult.

16 sept. 2013

Eso es vida, me dijo ella, mientras mirábamos a un cachorro persiguiéndose su propia cola. -Eso es lo que quiero ser la próxima vez que nazca.
Yo me reí. -Acabarías como un gato, le dije. -Ellos no necesitan a nadie.
-Yo te necesito a ti, replicó.
-Bueno, dije. -Tal vez yo volvería como una planta.

15 sept. 2013

You can't expect me to be fine · I don't expect you to care ~

Hay amores que son como tu saga favorita; aunque sepas que se terminó tenés la esperanza de que se escriba un nuevo capitulo. Y después hay otros amores que no estás segura si es 'Continuará' o Game Over.
Y vos te fuiste. Y dejaste que me vaya. Me dejaste sola para lidiar con un montón de sentimientos. Y de repente no se si todo acabó, no se lo que hay. Todavía no entiendo. No se lo que queda. No puedo adivinar si ya se te fue el amor o te sigo esperando. Me dejaste ir. Dejaste que me fuera. Te pedí que no te rindieras, te rogué que no me dejaras ir, pero me fui. Y ahora quiero llamarte. Estoy dispuesta a esperarte, a ser de lejos todo lo que puedo ser, pero necesito que me lo permitas. Necesito saber que volverás. Que no vas a ser otra horrenda cicatriz. Que no perdiste las esperanzas para siempre. Extraño nuestra energía.
Soy tu ejemplo de que la historia puede ser distinta, no seas mi confirmación de que la historia siempre es igual.

8 sept. 2013

Sin evidencias de Cáncer.

Este blog empezó hace casi cinco años, hablando del cáncer que en ese momento yo tenía. La historia es que cuando yo tenía trece años me diagnosticaron Linfoma de Hodgkin en un estadío avanzado, un tipo de cáncer que se origina en los tejidos linfáticos. Tenía sólo trece años. Ahora miro para atrás y me da pena lo chiquita que era y de lo mucho que me tuve que preocupar, y empezar a luchar. Cambie de colegios cuatro veces, pase internada un total de más de 70 días, tengo encima aproximadamente 6 intervenciones quirurjicas, podría empapelar mi cuarto con tomografías y placas de torax, llevo casi siete años en tratamiento, cinco despues del transplante. En este blog yo hablaba de mi cáncer, de mis luchas, de mi depresión. Dedique siete años a pelear por mi vida, con uñas y dientes. Viví y presencié los dolores más grandes que pueden existir. Solo el que lo lleva en la piel puede contarlo. Hubo gente que paso por mi vida y supo entenderlo, otros que no. Tal vez soy lo que soy por el cáncer, tal vez sigo acá por como siempre fui. Por haber enfrentado todo, sin rendirme jamás. O tal vez, porque cuando quise rendirme tenía a la mejor familia del mundo sosteniendome. Son muchos los momentos que en siete años, remarcaría y recuerdo. El primer día que viví pelada, la primera quimio, mi primer tatuaje, cuando conocí a mis amigos, pero el día que hoy quiero describir es hoy. Hay muchas cosas que todavía se sufren, nunca voy a ser una chica 'normal normal', pero ¿Quien quiere serlo? Las cicatrices nos dicen donde estuvimos, pero no tienen porque marcar hacia donde vamos.
Estoy dada de alta. Oficialmente sana. Sin cáncer. No soy más paciente oncológica. Viviré todo lo que quiera y seré muy feliz en medida de lo posible. Seguiré creciendo. Me dijeron que no iba a cumplir quince, en unos días cumplo 20. Me deprimiran cosas vanales, me estresaré por el colegio, abandonaré todo, mi mayor problema será un chico que no me quiere o no tener plata para salir. Pero estoy dada de alta. Brindemos por eso.

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.