8 sept. 2013

Sin evidencias de Cáncer.

Este blog empezó hace casi cinco años, hablando del cáncer que en ese momento yo tenía. La historia es que cuando yo tenía trece años me diagnosticaron Linfoma de Hodgkin en un estadío avanzado, un tipo de cáncer que se origina en los tejidos linfáticos. Tenía sólo trece años. Ahora miro para atrás y me da pena lo chiquita que era y de lo mucho que me tuve que preocupar, y empezar a luchar. Cambie de colegios cuatro veces, pase internada un total de más de 70 días, tengo encima aproximadamente 6 intervenciones quirurjicas, podría empapelar mi cuarto con tomografías y placas de torax, llevo casi siete años en tratamiento, cinco despues del transplante. En este blog yo hablaba de mi cáncer, de mis luchas, de mi depresión. Dedique siete años a pelear por mi vida, con uñas y dientes. Viví y presencié los dolores más grandes que pueden existir. Solo el que lo lleva en la piel puede contarlo. Hubo gente que paso por mi vida y supo entenderlo, otros que no. Tal vez soy lo que soy por el cáncer, tal vez sigo acá por como siempre fui. Por haber enfrentado todo, sin rendirme jamás. O tal vez, porque cuando quise rendirme tenía a la mejor familia del mundo sosteniendome. Son muchos los momentos que en siete años, remarcaría y recuerdo. El primer día que viví pelada, la primera quimio, mi primer tatuaje, cuando conocí a mis amigos, pero el día que hoy quiero describir es hoy. Hay muchas cosas que todavía se sufren, nunca voy a ser una chica 'normal normal', pero ¿Quien quiere serlo? Las cicatrices nos dicen donde estuvimos, pero no tienen porque marcar hacia donde vamos.
Estoy dada de alta. Oficialmente sana. Sin cáncer. No soy más paciente oncológica. Viviré todo lo que quiera y seré muy feliz en medida de lo posible. Seguiré creciendo. Me dijeron que no iba a cumplir quince, en unos días cumplo 20. Me deprimiran cosas vanales, me estresaré por el colegio, abandonaré todo, mi mayor problema será un chico que no me quiere o no tener plata para salir. Pero estoy dada de alta. Brindemos por eso.

4 comentarios:

  1. La verdad, te felicito y me alegro muchisimo por vos! No pierdas nunca esa fuerza.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades!!!! Hace mil años que no paso por aca ni por mi blog, pero me alegra mucho haber entrado y ver que estas bien.
    Mucha suerte en esta larga vida que te queda por delante :)

    ResponderEliminar
  3. Alquien que te quiere.12/9/13 16:24

    Linda que sos. Dejá de preocuparte por boludeces. Disfrutá la vida. Disfrutá todo esto. Lo merecés, todo. No le des tanta importancia a esas pequeñas pavadas. Al lado de todo lo que pasaste son solo eso, pavadas.
    Sí ya sé que es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Pero no te olvides nunca de donde, de lo que venís, de todo lo que tuviste que enfrentar. Y quizás sirva para aliviar todo esto que ahora puede parecer la muerte. Tratá de mirarle el lado bueno a todo. Disfrutá en su manera de esto que alguna vez alguien dijo no vivirías.
    Acá estás. Viva. Fuerte. Luchadora. Hermosa.

    ResponderEliminar

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.