16 sept. 2013

Eso es vida, me dijo ella, mientras mirábamos a un cachorro persiguiéndose su propia cola. -Eso es lo que quiero ser la próxima vez que nazca.
Yo me reí. -Acabarías como un gato, le dije. -Ellos no necesitan a nadie.
-Yo te necesito a ti, replicó.
-Bueno, dije. -Tal vez yo volvería como una planta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.