30 nov. 2009

Profesores Insufribles (M.C)

Ponganse en mi lugar; este es mi primer año como alumna regular de un colegio secundario, tengo mas faltas que asistencias, no tengo una buena base de años anteriores, tengo problemas anímicos y ataques de nervios que no me dejan estudiar... No me digan que me lleve materias porque no hice nada en todo el año. Seis materias a Diciembre, Una a Marzo. ¿Y a mi que me queda por hacer?. Llorar no, seguro que no. Ponerme nerviosa, alterada e irritada es inevitable. Estoy como loca, esa es la afirmacion correcta. Porque no quiero que me regalen nota, eso seguro. Pero tambien me molesta que una profesora, cuando le pido que me explique, me diga que "ella no da clases particulares", o que aparesca un misterioso aplazo que yo no recuerdo de un dia en el que yo no estuve dentro del colegio, y que ¡Estuve en el Hospital! Otra cosa bastante fea es que me pongan un 5 o 4 en el tercer trimestre, sabiendo que el tercer trimestre se debe aprobar SI o SI, y que en los dos trimestres anteriores tenia muy buenos promedios. ¿Porque las profesoras no se pueden poner en el lugar de los alumnos? ¿Como eran sus profesoras, para que ellas nos traten asi? ¿O acaso son tan viejas y anticuadas que ya se olvidaron de su epoca de adolescentes?. Esta bien que no les importe que el dia que ellas nos quieren tomar leccion escrita hay otras dos profesoras que nos van a tomar examen y que a nosotros nos parezca que se pusieron en complot para hacernos la vida imposible. Tampoco importa que parezca que ellas no saben que tenemos otra vida afuera del colegio. Y los alumnos también tenemos nuestro lado negativo, pero entiendan, que aprobar porque alguien te cae bien o mal, no es bueno. Y también piensen que hay alumnos, como yo, que ante un examen nos ponemos nerviosos y nos bloqueamos, y aunque hayamos estudiado todo el fin de semana, nos ponemos en blanco y asi entregamos la prueba. Son los nervios, señora profesora. Y aunque usted diga que no, yo creo en el "Me puso un 1, me saque un 10", porque a ustedes no les hace diferencia alguna subir o bajar unos 50 centecimos, pero para nosotros son mucho, valen mucho esos cincuenta centesimos. No se, hay profesoras geniales, y por buenas no quiero decir a profesoras que no nos hacen hacer nada y nos aprueban igual, sino buenas personas, en las que se puede confiar, que nos entienden y se ponen en nuestro lugar. ¡Y que son justas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.