13 sept. 2012

Dar no es dar.

Y al final, dar es mejor que recibir. Es decir, al dar también se recibe, y son cosas más hermosas, más puras y profundas. Dale a un niño una hora de tu tiempo, y vas a recibir las muestras de afecto más sinceras, dale a un amigo unas palabras y vas a recibir el abrazo más grande, más fuerte. Miles de ejemplos podría citar, pero hay cosas que son tan simples que vale la pena descubrirlas... ¿Intentaste regalarle una sonrisa a un desconocido por la calle? Desde escribirle una carta al amor de tu vida, hasta cantarle una canción a un público estremecido.. todo es más recibir que dar. Recibir el aplauso, recibir la sonrisa. Lo que más me gusta recibir son palabras. Un simple 'Gracias', un maravilloso 'jamás voy a olvidar este día' y de vez en cuando, un 'te qiero'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.