11 mar. 2015

¿Cómo estás? Sabés, no soy de escribir, sin embargo acá me ves intentando hacerte llegar mi corazón. Todo sigue igual que ayer pero hoy más que ayer, quizás, el desengaño es nuestro eterno tango...

No puedo creer que me dejaste caer. Habias prometido que nunca iba a tener algo así que escribir por vos. Que nunca serías mi musa triste. La prueba de esto es el dolor que llevo yo, el interés tuyo y las lágrimas a las que me rehuso. Tropiezo, me trago mi orgullo, no te importa nada. Tengo palabras amontonadas, canciones que hablan de nosotros y ganas de verte. Ganas de no verte más, y de volver el tiempo atrás. Pero con los ojos bien abiertos, ¿Como se recupera el amor? ¿Estamos rotos? ¿Y la confianza? ¿Es recuperable? Decí algo, antes de que me rinda. Me siento tan chiquita ahora. Todo esta por arriba mio, no se nada de nada. No pienses que estoy loca, no dejes de creer que soy unica. No se que hicimos, tal vez nunca fui suficiente. Vuelvo a enfrentarme a mi miedo mas profundo. Perdón por no ser lo que esperabas que sea. Pero yo habria seguido de tu mano hasta donde sea...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.