30 ago. 2013

Nos vimos. Caminamos. Hablamos. Me dijo que ya no siente lo mismo. Que lo arruine. Que no quiere hacerme daño. Que me quiere. Que la vida nos va a volver a cruzar. Le dije que mas daño me hacia dejándome ahora. Que era un cobarde que no quería luchar. Que quería besarlo. Que no me diga que me quería. Que no quería volver a verlo nunca mas. Que si me subía al colectivo se olvidaba de mi. Me dijo que si soy para el me va a buscar. Le dije que no lo intente. Me abrazo. Me puse a llorar. Me dijo que me quería, otra vez. Le dije que las cosas no tenían que ser así. Vino el colectivo. Le dije que había tomado una decisión, el. Me dijo que las cosas no tenían que terminar así. Le dije que iba a evitar todos los lugares que pudieran encontrarnos. Me dijo que los iba a evitar el. Me pregunto si me iba a despedir. Le dije que no podía. Que quería besarlo. Me dijo que eso seria lo mas cruel del mundo. Me abrazo, me dijo te quiero. Lo empuje, le dije que no. Me subí al colectivo. Llore. Esto, un resumen de dos horas de charla. Dice que es un mal momento en su vida. Y que no siente lo mismo. Que no es nuestro momento. No le creí nada. Le dije que no me besaba por miedo a sentir algo. Me dijo que no me besaba porque no iba a sentir nada. Que antes tenia esperanza y ahora no.

¿A los cuantos daños una deja de creer en el amor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.