23 may. 2009

Believer

Ahogàndome, volvì a creer en cosas en las que nunca habia creido, reze sin saber que era lo que estaba haciendo. Espere con paciencia cosas que nunca llegarìan, por el simple hecho de extender el tiempo antes de desmoronarme. Recogì las esperanzas que habian caido bajo, mas allá del piso, mas alla de las profundidades de este oceano azul... El corazòn abandona todo indicio de los origenes [el orgullo y la verguenza ya no existen en este momento] estoy dispuesta a todo.
Ya no tengo fuerzas para moverme, ni para hablar, ni siquiera se como es que sigo pensando. No quiero que llegue la noche. Busco el valor para tomar agua de mar hasta volverme loca, pensando en lo terrible que seria morir ahogada; la desesperacion de verme envuelta en las olas y de llenar involuntariamente mis pulmones de agua. Probablemente seria doloroso y angustiante. La tierra se ha olvidado de mi existencia, nadie me busca, a nadie le importo. Comienzo a delirar, mis pensamientos divagan entre mi familia y mi velatorio. Tengo fiebre, es la insolación. En las aguas todavia tranquilas, me dormí. O tal vez he muerto, no lo se. Espero no darme cuenta de nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.