23 feb. 2011

Odio quererte.

No puedo odiarte. En realidad no odio a nadie. Pero es que te quiero tanto, siento una atracción tan grande hacia vos, que desearía sentir lo opuesto. El odio, la repulsión. No puedo no sentir nada porque volvería a caer en la tentación de quererte. Es que te adoro con toda mi vida y vos no sentís ni un poquitito de cariño por mi, entonces quiero odiar, odiar cada una de tus palabras, tu hermosa cara y el hecho de que no sientas nada por mi. Pero no puedo culparte, no puedo dejar de quererte porque sos una maravillosa persona. Y acá quedo, en la tortura de no poder sentir ni mas ni menos que un inmenso amor hacia vos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.