13 feb. 2015

Discapacitados emocionales.

Con vos tengo ganas de llegar a casa, conectarne y stalkear todas tus redes sociales. De estar tirada en la cama con las zapatillas puestas, de ver como En Linea aparece bajo tu nombre y buscar en el historial de conversaciones si la última vez que charlamos yo te hablé primero (aunque eso me haga sentir una pelotuda).

Con vos tengo ganas de tener una primera cita y no hablar casi nada. O peor, hablar un montón para rellenar esos silencios que me ponen incómoda. O peor, hablar de mi ex para que no creas que ya estoy hasta las manos con vos y arrepentirme al darme cuenta que estas creyendo que estoy muy metida con mi ex. O peor, atender un llamado programado con Camila para poder irme en caso de que esa química virtual no exista en el plano real. Con vos tengo ganas de ponerme nerviosa cada primera vez.

Con vos tengo ganas de ir a las reuniones familiares para que dejen de preguntarme ¿Y el novio?, de ir a todas las fiestas sabiendo que en ningún momento de la noche voy a bajonearme pensando en que estoy sola ni voy a usar eso de excusa para terminar en la cama con la primera persona que me sonría, de ir a los recitales de mis bandas favoritas y entender por qué la gente se besa en las canciones de amor y dejan de prestar atención a lo que sucede en el escenario.

Con vos tengo ganas de preguntarme que somos y a dónde vamos. Hasta tengo ganas de tener una crisis interna entre mantener mi personaje que se la pasa tomando distancia o asumir el riesgo de pedirte que no te vayas, que quiero que siga todo intacto, que las cosas así como están es lo más cercano a la felicidad según lo que escuché hablar por ahí. 
Con vos tengo ganas de ser una pelotuda y pedirte si me dejas tener una “noche de soltera” para darme cuenta que nunca quise ni quiero volver a tener una noche de soltera.

Texto original de @ZaboDice Editado, cortado y adaptado para encajar en la vida de @RadioVickyL

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.