22 feb. 2015

Los gritos me paralizan. Deja de gritar, por favor. Ni me digas nada, quiero estar sola. 
Si alguien supiera lo que me toca escuchar, si alguien entendiera lo que me toca vivir.
Tanta violencia y acá estoy yo, en el medio de una guerra que no es con nadie.
A veces todavia soy la nena que llora cuando nadie la ve.
Quiero ser la nena que llora, y que alguien me vea de una vez. 
Pero nadie me escucha, nadie me escuchó nunca, nadie me toma en serio.
Me toca construir jardines sobre la mierda, intentar crecer en esta lluvia de balas.
No es fácil, no es nada fácil. A veces no puedo, a veces solo quiero encerrarme. Desaparecer.
Me agota que las personas que me lastiman sean las que mas quiero,
y que mi refugio sea un mar embrabecido de agresiones.
Estoy sola en un mundo lleno de gente, donde nadie me escucha.
Todo lo que quiero, mi bienestar, va en contra de tus ideas, tu comodidad.
¿Como decirle al mundo que quiero salir de acá?
Si alguien entendiera porque me cuesta tanto querer, porque me cuesta tanto todo.
Porque estoy tan triste, porque estoy tan necesitada de afecto.
Si alguien me diera apoyo, me dijera 'segui adelante'. Alguien que crea en mi.
Que quiero ser mejor, que no quiero que mis raíces definan mis alas.
Mi capacidad de volar y mi ambición no tienen limitarse a tus gritos, a tus 'no podés'.
Porque no puedo, me condenás a esta vida de mierda. Pero no quiero.
Sueño, tengo proyectos, venís, gritás, me sofocás, me bajás. Estoy sola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.