4 ene. 2011

Limbo.

Cuando beso tus labios, cuando pienso en ti, entro en una nueva especie de limbo, donde ya no distingo el bien y el mal, lo mio de lo ajeno ni el hambre de la ansiedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.