30 sept. 2011

Querida yo a los 13-.

Querida yo a los 13;
No te das una idea de todo lo que vas a vivir en los próximos años, y probablemente así sea mejor. Estás pasando momentos re lindos, y todo lo que esperás y deseás va a llegar, te lo aseguro. Todo a su tiempo, no te apures con nada. Nunca vas a volver a tener tanta tranquilidad. Pero la felicidad absoluta, la diversión, la vas a conocer. Los momentos más fantásticos de tu vida están por llegar. 
Lo que te digan, no te tiene que importar. Seguí siempre tus instintos, escuchá a tu corazón; aunque suene de película de Disney, con eso vas a lograr muchas cosas. ¡Se vos misma! No ocultes tu personalidad, espera a que lleguen los que te aceptan como sos, sin importar nada más. Sos diferente pero.. ¿Quién dijo que eso es algo malo? Con el tiempo te vas a ir aceptando, vas a cambiar, pero te vas a seguir aceptando. Vas a extrañar mucho el cuerpo que tenías en esa época, pero vas a crecer de mente y de alma. Vas a tener algún que otro noviecito, pero estos van y vienen. Te va a gustar el compromiso y tambien vas a ser muy celosa. Te va a costar muchísimo adaptarte a los cambios de tu cuerpo, pero acordate que los kilos van y vienen y el pelo crece. Sos una mujer difícil de ignorar, que pisa fuerte, que llama la atención (¡y no te molesta!) y la mayoría de las veces lo que te dicen, te resbala. No sos la más hermosa, pero tenés personalidad, una personalidad que te gusta tener, que estás orgullosa y que te costó formar. 
Cuida mucho a tus amigos, son más importantes y te quieren más de lo que vos creés. Poco a poco te vas a dar cuenta de que las malas situaciones son las que te demuestran quienes están y quienes no. Vas a conocer mucha gente nueva, gente hermosa. Pero también mucha gente mala, fea, que te va a hacer daño. No te das una idea de los amigos que te depara la vida, son los mejores. Y algunos van a quedar, siempre al pie del cañón, en los peores momentos, estarán con vos. Algunas veces te van a hacer sentir grande, genial, querida... pero a veces sin darse cuenta te van a dejar un poco sola, pero tenés que saber que siempre están ahí, de una otra manera.
Vas a estar muy triste, muchas veces. Vas a sentir que no hay salida, incluso vas a querer rendirte… pero siempre vas a salir. Un poco va a haber alguien que te sostenga y otro poco tu propia fuerza interior, que es inmensa y puede derribar murallas enteras.
Nunca vas a volver a ser la que sos con 13 años. Pero sos fuerte nena, sos grosa. Podés superar cosas que ni siquiera se te pasaban por la cabeza. Sos una luchadora, estás nacida para sobrevivir.
Cuidá mucho a tu familia, ellos son lo más lindo y lo más importante que tenés el mundo. Nadie te desea tanto el bien como ellos tres; mamá, papá y Mauri.
¡Tomá riesgos! Divertite. Seguí tu instinto. Mas vale arrepentirte de lo que haces qe de lo que dejás de hacer. Viví cada momento como si fuera el último. No busques madurar, los golpes de la vida te van a hacer crecer solita. Busca ser buena, dejá de ser tan rebelde. Aunque eso te ayude puede hacer mucho daño. Siempre ¡siempre! escuchá a tu corazón, seguí probando disciplinas como lo venís haciendo, que ya vas a encontrar ese arte que es el tuyo. ¡Ni te lo imaginás! Nunca escuches a nadie que quiera tirarte abajo, ¡Ellos no pueden con vos! Desafiá a cada uno que te diga que no podés, y hacelo dos veces mejor. No te rindas ante nada, tenés más capacidades de las que crees.
El secundario te va a costar, te va a costar muchísimo. Ya no sos tan inteligente, o tal vez las cosas ya no son tan fáciles.. pero en fin, estás un poco vaga, como siempre lo fuiste.
Vas a encontrar todos tus lugares; en la familia, con tus amigos y en el mundo. Vas a pertenecer. A pesar de ser tan diferente, nadie te discrimina. Las personas a tu alrededor te quieren. ¡Y sos desconfiada, chabona! Vos no podes entender el hecho de que te quieren porque son tus amigos, porque quieren hacerlo. Vos siempre buscándole la vuelta…
Hoy, con 18 años, te digo; la vida no es fácil, Vicky. Yo se que estás viviendo como si no hubiera nada mejor, como si no existiera lo malo, pero te va a tocar. Y te vas a preguntar… ¿Por qué a mi? Nunca lo hagas. Los obstáculos están en tu vida para hacerte mas fuerte, y el destino los puso ahí porque sabia que vos los podías superar. Sos admirable, sos tu propio héroe. Vas a llorar, vas a sentir las peores cosas del mundo; pero no todo es tan malo! Vas a aprender mucho de estas horribles cosas, vas a conocer el lado positivo de todo (¡aunque te cueste!). Vas a tener aventuras con amigos que ahora no te podes ni imaginar. Vas a tener muchos sueños, y muchas ganas de cumplirlos. No todo está tan lejos. Te vas a reír hasta el dolor de panza, hasta las lágrimas. Te vas a sentir inmensa, te vas a sentir maravillosamente genial. Pero los buenos momentos son cortitos! Atesoralos en el alma. Y acordate durante los malos, que siempre existe la luz al final del túnel. Mientras estés luchando, vas a sentir que eso no acaba nunca, pero cuando todo pase, te vas a dar cuenta que todo podría haber sido peor. Te escribo esto con magníficos, plenos, y difíciles 18 años por detrás. Estás como querés y tenés todas las armas a tu disposición para estar aun mejor. No se si estás feliz, pero estás mejor que nunca. No te falta nada; siguen a tu lado las personas que amas, necesitas y te hacen bien.
Divertite, aun te queda mucho por andar. Aun cuando sientas que lo tienes todo, espera más de la vida (pero no te olvides de disfrutar lo que ya tenés!). ¡Queda muchísimo por conocer! Todas esas cosas que ves hacer a los más grandes, a tus primos, que te dan esa sensación de admiración y de libertad, vos también las vas a hacer. Todo a su tiempo. Disfruta cada cosita, porque mañana te puede faltar la fuerza para poder apreciar las cosas. Sos parte de una de las ultimas generaciones que hace todo a su debido momento, que no se adelanta. Cosas tontas, cosas grandes, las vas a hacer, y te vas a sentir grande y madura, de a poco. Cuida a tu familia, a todos. Son tu mas preciado tesoro, tu fuerza y tus mejores amigos. Reíte como si no importara nada mas. ¡Baila, canta, grita! ¡Que el mundo sepa quien sos! Y no te preocupes por nada, a los 18 seguís acá, con muchas cicatrices, con muchas lágrimas llovidas sobre vos, pero habiendo aprendido lo que es la vida; una mezcla de cosas tristes y cosas felices. Las tristes se alejan, y cada vez que recordás las felices, se te viene una sonrisa a la cara.
A los 18, y de a pequeños momentos, te vas a dar cuenta que ya tenés a tus amigos definitivos. No los unen muchos años juntos pero si mucho amor y grandes experiencias. Vas a tener varios grupos de amigos, de todos vas a aprender algo, pero los que son para toda la vida ya están acá. Son los mejores. No puedo expresarlo con palabras pero quedate tranquila que vas a encontrar persona con las que vivir cosas maravillosas, hablar de todo y soñar en grande. Vas a confiar, no vas a tener que aparentar para ser aceptada.
 Tengo acá, a mis 18 años, a mi familia unida y a los mejores amigos del mundo. Soy fuerte y estoy orgullosa de quién soy. Vos rema, nunca bajes los brazos, con tu actitud, tu fuerza interior y el amor de los que están a tu alrededor vas a llegar lejos y vas a superar todas las adversidades. Seguí pidiendo deseos, que hoy seguís recordando como si fuera ayer lo que pediste cuando cumpliste trece y si... se hicieron realidad los tes ;) Vos me entendés!
Gracias por tantas alegrías!


 Yo, a los 18.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.