7 oct. 2011

Y otra vez me dejaste entrar.
Debería haberlo vivido como si fuera la última vez,
pero no puedo resignarme a admitir que tu boca no es mía.
Y me gusta tanto.
Me gusta caer en la tentación, (aunque sea bajo presión).
Duele verte con otra. ¿Jamás lo voy a entender?
Hace tanto que no lloraba de esta manera.
Siempre pensé que nuestro tiempo había pasado,
pero tal vez puedas entender que nuestro tiempo es hoy,
o yo debería entender que nuestro tiempo nunca existió.
Mi amor sin importancia te lo guardaste en el bolsillo,
y dejaste que se pudra porque no lo podés devolver.
Tengo la esperanza de algún día encontrar a alguien
que me ayude a superar este dolor.
Mientras tanto me voy a emborrachar de recuerdos.
Yo soy la vida que ya tengo, vos sos la vida que me falta.
Todo ese camino lo hice sola. Acompañame, a partir de ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.