11 mar. 2013

Si.

Cuando me digas que si, te voy a abrazar, para que veas que ante todo, seguimos siendo amigos. Cuando me digas que si, te voy a dar las gracias y te voy a apretar fuerte la mano. Cuando me digas que si, voy a ser la mujer más feliz del mundo. Cuando me digas que si, no se con que voy a soñar. No voy a tenerle más miedo al dolor, ni a tu ausencia. Cuando me digas que si, voy a dar lo mejor de mi. Cuando me digas que si, lo cual es casi imposible, vamos a ser felices porque es nuestro destino. Cuando me digas que si vas a tener miedo, pero el tiempo nos va a decir que si también. Cuando me digas que si, estaré lista. Cuando me digas que si, asumiré que me aceptás defectuosa e intentaré cambiar para ser un poco más lo que te merecés. Cuando me digas que si, no voy a tener celos, ni ojos para otro. No voy a estar tan loca, ni tan eufórica. Cuando me digas que si, viviré el día a día. Te esperaré, te cuidaré. Todo será muy igual, muy nuevo, y muy bonito. Cuando me digas que si, te voy a escuchar de una manera distinta, y voy a conocer ese lado de vos que me habías escondido. Cuando me digas que si voy a ser ideal, y vos lo serás para mi. Cuando me digas que si, vamos a pasar horas jugando a las cartas, bailando, riendo, pero con otro título. Ya no el de amigos, que nos queda tan chico. Cuando me digas que si, te voy a dar un beso sin miedo, el primero. Cuando me digas que si...


El problema es hacerte la gran pregunta, para que me digas que si. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.