18 jun. 2015

Trata de no ser tan duro con ella. Será muy difícil que confíe luego de lo que pasó. No digas nada sobre sus cicatrizes, en su momento ella te contará qué sucede. Tampoco te sorprendas si ella llora mucho. Cuando llueva envíale algún mensaje diciéndole algo chistoso sobre los truenos. Háblale sobre el peluche que la acompaña todas las noches, pregúntale por la foto que jamás olvida cuando sale. No dejes que use esos tacos, le aprietan, pero le fascinan. Intenta que no se quede en casa mucho tiempo, piensa demasiado y ella no puede… no puede estar pensando así que no la dejes mucho tiempo sola.
Detesta el color rosa y las flores envasadas. Llévala al cine: no importa la película siempre y cuando la abraces hasta el final. Cómprale muchos chocolates, le encantan. Escúchala, ríete de lo que diga, abrázala, dile que la quieres, si no lo haces, miéntele… Camina con ella, siéntate en alguna plaza, y hazle saber que no se quedará sola.
Pero a pesar de todo esto, tómate el tiempo para conocerla y saber que si te mira a los ojos y sonríe sin decir nada, las cosas van bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.