9 jun. 2015

El amor infante.

En el amor somos como niños. Torpes, inocentes. Nos vamos tropezando una y otra vez con la misma piedra. El amor, no se que es el amor, pero se que nos hace actuar como niños. Espiamos entre risas para sonreir con valentia. Olvidamos los dolores muy rapido, para lanzarnos a correr otra vez, sin importar cuan raspadas esten nuestras rodillas de tanto caer. Perdonamos enseguida, con un abrazo y algo dulce. Deseamos, con intensidad de capricho, cosas que no siempre son posible. Y soñamos vividamente con el futuro, con ser grandes, con ser mejores, con deseos cumplidos. Somos niños, que a veces necesitan descansar despues de una borágine, pero que después de una siesta están listos para seguir jugando. Somos niños que les basta con tres palabras para darse la mano y creer en el otro, y así acompañarse por una eternidad que tal vez dure un solo dia. Creemos en las promesas, aunque nos hayan fallado decenas de veces. Disfrutamos del viaje y abrazamos muy fuerte. Como niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.