2 ago. 2011

Malditas Matemáticas.


Hoy a las ocho de la mañana me presenté, sin ganas y sin fe, a rendir la previa. A pesar de haber repetido cuarto año, aún arrastraba las materias de tercero. Un bajón. Me había hecho la idea de que como tenía las inaprobables matemática y física de tercero, jamás iba a poder aprobar cuarto porque las previas eran solo dos. Ahí estancada me quedé, y fue una de las mayores razones por las que no me presenté a rendir en diciembre del año pasado y repetí cuarto.
En marzo empecé a preparar esta maldita materia que se me hacía imposible, casi sin saber dividir y multiplicar. Vengo arrastrando el error hace muchos años. Era mi karma; sentarme a intentar aprender matemática me angustiaba y me estresaba de una manera incomprensible. Mucho más complicada que para cualquier otra persona. Porque yo me cierro, me pongo en negativa, grito "no puedo no puedo no puedo" y así las cosas no salen.
Lo importante es que aprobé, y siento que nada me puede salir mal a partir de ahora. Estoy más cerca de pasar a quinto, y si aprobé matemática, ninguna materia me va a cagar la vida, ya no más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.