17 may. 2010

Abuelo (la carta que siempre debí escribirte).


Ayer parecia que no querias que suba tu foto. Dios, como te extraño a veces abuelito. Cuanto te necesito siempre. Con vos al lado todo hubiera sido mas fácil para todos. Tantas veces siento que te estoy decepcionando. Y me encontre con esta foto, de sopetón, sin esperarla. Y me viniste al corazón de repente, no es que te vayas, pero es que uno logra superar, o al menos yo lo veo asi, (aunque mi mamá no, ella no dejo nunca de llorarte). Siempre intenté ver el lado positivo. Antes de irte vos no eras mi abuelo el de siempre, ya te habias ido antes de cerrar los ojos. No eras mi abuelo, el que estaba orgulloso, siempre con la frente en alto y el pecho inflado. Ya no leias, ya no te levantabas. Creo y casi estoy segura, que fuiste vos quien me inculco el amor por los libros, por saber siempre más de la cuenta. O tal vez no me educaste te esa forma pero lo lleve siempre en la sangre.
Nunca jamás habrá en esta tierra persona que yo admire más, y tan tan inteligente como vos eras. Nunca me voy a olvidar de las cosas que me decias, que ahora me hacen reir tanto (Al telefono: Abu, tengo que escribir sobre Mariano Moreno- ¿Ese? Ese era homosexual y murio de sifilis, pero el colegio no te lo va a contar. O sino Sobre Manuel Belgrano ¡Flor de hijo de puta era ese! No abu, te deciamos con mamá, eso no se lo puedo poner en el cuaderno a la seño de cuarto grado).
Siempre me dijiste que yo era tu nieta favorita. Y estos últimos años, te decepcione. No fui la estudiosa que vos querias, no fui la educada que vos querias. Ya no leo tanto como antes.
Como te necesitaria ahora, para darme consejos, para hacerme reir y para re cagarme a patadas en el culo por lo irresponsable que estoy siendo. Se que todo seria diferente si vos estuvieras acá, pudiendome retar. Porque se, con completa seguridad que vos seguis aca. Yo heredé, tambien, como mi mamá, un poquito de lo brujo que eras. Y te veo abu, te veo cuando andas por aca. Te escucho. Yo se que estás conmigo cuando te pido que lo estes. Yo se que entraste al quirófano y me sostuviste la mano, me tocaste la frente e iluminaste el camino de todos esos doctores para que me hicieran bien. Gracias por darme lucidez y fuerza. Nunca te voy a olvidar, y menos en los peores momentos.

1 comentario:

  1. Hola. Ando buscando gente que tal vez puede gustarle lo que empecé a hacer. Te invito a que veas la invitación que hay en mi blog
    www.tercerasalida.blogspot.com

    Juan

    ResponderEliminar

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.