4 abr. 2011

Estoy HARTA de que TODO lo que me propongo me salga MAL. No importa cuanto esfuerzo ponga, cuantas horas deje de dormir, lo mucho que estudie... me va mal. Y ya no lo soporto. No lo aguanto. Estoy todo el tiempo desaprobando, fracasando, cayendo, tropezando. ¿Que sentido tiene esforzarse para no ver ningún efecto, ningún fruto? Yo les juro que tengo todas las pilas puestas, que me paso las tardes enteras estudiando. ¡Incluso voy a particular! Pero todo el cansancio que siento, no lo veo reflejado en las notas. Entonces, cada vez estudio con menos ganas. Si al final... los resultados no cambian. No quiero rendirme, no debería. Pero es demasiado para mi. Soy de las que prefieren quedarse antes que perder en el intento. Eso hice el año pasado; me iba tan mal en todo que prácticamente "abandoné" el colegio, y repetí. No tengo ninguna intención de hacer lo mismo, porque yo tengo todas las capacidades para aprobar el año. Simplemente no entiendo porque mi esfuerzo, con el colegio y con todo, no sirve de nada. No cambia las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.