3 may. 2011

Sentir dolor es ser libre.

Expresé el dolor de tantas maneras diferentes que ya no encuentro que decir.
Mi manera de gritar es en silencio y sangrando. La presión se libera por la herida, la angustia se libera cuando llega el dolor físico. Mis propios pensamientos me hacen daño, lo que veo me lastima y yo busco volverlo a ver. Y la cicatriz es cada vez mas profunda. Los celos que me hacen llorar me dan dolor de cabeza. Ya no se quién sufre más, si el cuerpo o el alma; ya no parecen una unidad. Mi alma se quiere ir y mi cuerpo no puede parar. Y sigo sangrando, ocultar mis heridas se hace cada vez más difícil.
Y la inspiración quedó lejos.

1 comentario:

  1. Jajaja viste? yo le tuve asco a la leche sola por muchos años gracias a esa maldita mujer. Ahora se me pasó, pero siempre reviso :P

    ResponderEliminar

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.