27 may. 2011

Todo era tan diferente hace exactamente un año...


Y eso fue lo primero que le dije a Federico (léase mejor amigo del colegio) cuando lo vi esta mañana. El 27 de mayo habíamos empezado algo que termino más rápido de lo que debería, o que nunca debería haber empezado. Había una vez un grupo de amigos, del que muchas veces hablé, en el que confié y que quise con todo mi corazón; y que me falló. Falló como grupo, de todas las maneras que se puede fallar. Cambió, evolucionó, y hoy es diferente, no es el grupo que se suponía que iba a ser, ni siquiera es parecido al grupo que empezó, pero está. Personas que lo integraban resultaron ser todo menos lo que parecían. Los que eran mejores amigos hoy son enemigos, son personas que lastiman y que solo buscan hacer daño. En parte es triste que eso de juntarse todas las semanas se haya perdido, ser tan pocos.. pero los que quedamos somos mas fuertes, mas amigos, mejores amigos, amigos en serio. Confío en ellos con los ojos cerrados, y se que después de todo lo que pasamos, ellos nunca me van a fallar y yo no los dejaría a ellos tampoco. 
No sólo mi amistad con ellos cambio, sino que después de peleas, distancias, obstáculos y vivencias, me separé de otros grupos con los que me hablaba, me alejé mucho de mis amigas de toda la vida pero gané a mi mejor amigo más grande y que mas amo, Nicolás, me uní con él mas que nunca. Es un hermano como nadie más puede llegar a lo es. Conocí la amistad en límites insospechables. Cada vez estoy mas segura que la amistad entre el hombre y la mujer existe y es mucho mucho mejor.
Y probé muchas cosas. Estuve cerca de muchos corazones y muchos estuvieron en mi corazón, en el transcurso de un año. Hace un año hay algo que no era tan diferente, yo estaba enamorada de la misma persona de la que estoy enamorada ahora. A pesar de todo lo que pasó, de todos los que pasaron, yo volví a fijarme en la misma persona. Besos que nunca creí que daría, fueron realidad. Fueron hermosos, fueron soñados y muero por repetirlos. Hoy puedo decir que tengo un "ex" también. Creo un poco más en el amor, eso cambio al día de hoy.
Mis metas, mis prioridades hace un año eran muy distintas, casi inexistentes. Era joder, dormir, nada. Era una puta bacteria sobreviviendo, nada más. Ahora sonrío un poco más desde adentro cuando lo hago. Se lo que quiero, y aunque no es fácil, voy buscando lograrlo. Me divierto. Antes estaba completamente en contra del alcohol y hoy... tomo agua, sisi. Bueno, se entendió. 
Y hay algo esencial que cambió; los sueños se hacen realidad. Nunca creí que lograría algo en la vida, en realidad. Un año después, hago canto, estoy arriba de los escenarios y de ahí nadie me baja. Ya se cual es mi vocación, ya se cual es mi lugar. Ya se que voy a hacer toda la vida; cantar. Nunca estuve tan segura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.