13 may. 2011

Si quieres yo te doy el mundo, pero no me pidas que no te ame así.

“Ella me daba la mano y no hacía falta más. Me alcanzaba para sentir que era bien acogido. Más que besarla, más que acostarnos juntos, más que ninguna otra cosa, ella me daba la mano y eso era amor”

Mario Benedetti

Los besos pueden regalarse…
Los momentos no.

1 comentario:

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.