27 feb. 2012

Sin miedo a nada.

Estoy cansada de pensar, no me hace bien. Dijimos que íbamos a dejar el vicio pero aquí estamos, siempre volviendo de rodillas. Con esperanza voy hacia ti, con una sonrisa te vas con ella. Las angustias se hacen síntomas, tu distancia entre el dolor y la vida se acorta. Ni siquiera considerás la posibilidad de decirme la verdad. Y mientras yo lo se todo aquí te espero porque nunca te voy a olvidar. Si no habría posibilidades me habría rendido una eternidad atrás, pero te digo que por vos y tus besos volvería a atravesar todo este dolor. Me gusta saber que no soy la asesina en este cuento. No quiero que sea tu resentimiento lo que te aleje de ella, sino amor verdadero el que te traiga hasta mis brazos. ¿Cuando fue que todo esto se declaró una guerra?. Mi paz es lo que más quieres y por eso voy a seguir hasta verte sonreír.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.