6 feb. 2013

A veces me gusta ser poesía, redundante y tímida. Usar todo mi arsenal de palabras para explicar un sentimiento de un segundo, una foto que tomé con la mente. Y entonces empezar a explicarte, que somos como las estrellas y el sol, que no siempre estamos en la misma sintonía, pero que somos el uno para el otro porque podemos utilizar la sinergia de nuestras almas para desatar una guerra de luces, en la que solo ganaremos nosotros. 
A veces me gusta ser filosofía, para hacerte esas preguntas que no te animás a analizar. Para que entiendas, para que le des muchas vueltas a un mismo asunto hasta llegar a buen puerto. Para que empieces a abrir los ojos de a poquito, como un bebé, naciendo a una nueva era. Preguntas sin respuesta, donde no importan los  por que, donde no todo se responde con la mente.

Pero lo que realmente me gustaría es ser tuya.

Y que seas mío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.