7 feb. 2013

Te odio.

Odio el poder que tenemos el uno sobre el otro, que no es dominación, es cariño. Odio la simplicidad de que tengas ese poder sobre mi, y ahora que me pongo a pensar, no entiendo porque me tildan de tantas cosas horribles y quieren alejarte de mi, cuando sos vos el que tiene el volante en todo esto. "El poder sobre mi". Y odio no odiarlo, porque se que es esto lo que nos hace especiales; almas afines le dicen. Igual ya ni se...
Odio tus putas dudas, y las mías obvio. Odio que tengamos que 'hablar de esto'. Odio que 'esto' sea el hecho de que no se hasta que punto sos mi amigo, si. En el fondo dudo mucho de eso, me lo pregunto... Y odio no poder hacer nada para cambiar lo que siento, nunca. Y puntualmente, lo que siento hoy es bronca, una bronca muy especial, una tristeza disfrazada de enojo. Y ya se que 'ya fue, ya pasó, yo sigo de largo, yo voy a buscarte, blah blah blah'. Pero no. Para mi no pasó.
Y no se si siento decepción también, porque en parte me lo esperaba. Se que nunca tira fuerte la soga de mi lado, que todos creen siempre que tengo dobles intenciones. También te juega en contra el hecho de que no entiendo tus porqué, que capaz ni los tengas. ¿Por que dudás de mi? Es otra vez la misma vuelta de tuerca, muchacho. Pero esta vez no quiero llevar el problema durante meses en mi, y reprochártelo en silencio hasta que en una noche de locura, exista un 'tenemos que hablar'. Ya estamos muy grandes y muy rotos para el 'te dije, le dijo, me dijiste' de siempre. No va más. Resumo.
Amigo; me dolió que dudes de mi por la opinión y presión de un idiota, del cual no voy a decir más nada, así como intenté mantenerme al margen en su momento porque no soy como el, y toda decisión u opinión debe salir de vos. Odio pensar en que habría pasado si esa persona no te hubiera 'cagado' y simplemente me odiara y se dedicara a cagarme la vida a mi. ¿Habrías visto la realidad de las cosas? Odio todo esto. Me dolió que no haya sido un error. Me duele que se lo tome como algo normal, como algo que puede volver a pasar mañana. Me duele, qe por medio segundo se te haya  pasado por la cabeza alejarte de mi, o que yo soy mala o lo que sea que se te haya cruzado.. que se que sucedió  porque lo dice un tercero. No solo me duele por quien fue, sino porque 'hablarán mucho de lo que no se ve' pero solo nosotros dos sabemos. Y tal vez te abrace y te odie porque no se si podría seguir igual sin tus abrazos, y vos si podrías seguir tu vida normalmente. Volvemos al principio, quién domina a quién, que fea palabra es dominar. Quién tiene más poder, o decide, o influye. No se, creo que los dos tenemos el mismo papel, con la misma fuerza al menos. Y desde que te pusiste en protector, se que no hay nada que no puedas hacer, que solo te falta abrir los ojos. Pero igual, te odio. Porque al final, nada importa.
Creeme, no exagero cuando digo que te odio. Se que estás, si querés llamarlo así, que no es lo mismo a 'me querés', pero no viene al caso, es suficiente. Pero esta mierda no me la puedo sacar de la cabeza, y te juro que me gusta menos a vos que a mi. ¿Seremos normales alguna vez?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.