22 feb. 2013

Vicky - Acabo de mandar un 'te quiero, sin razón' y me siento muy rara. 
Le mandé 'Te quiero, sabés?'. Y nunca nos decimos eso.
Que raro haciendo cagadas yo.

Principito - Que te respondió?

Vicky - 'Te noto muy feliz'...
Y le mandé que lo quiero porque lo quiero, no porque estoy feliz.

Principito - Que se cague!

Vicky - Ahora me mando que el lo sabe, y que también me quiere. Pero que yo tengo la seguridad de que se vienen cosas buenas.
Y le mandé que lo estoy esperando a el, que nos toca a nosotros.

Principito - Ah, sos lanzadita nomás.

Vicky - Que voy a hacer? No puedo seguir así. Soy muy directa a esta altura del partido. No puedo más.

Principito - Está perfecto!! Me parece muy bien.

Vicky - Igual, es un tonto. No se da cuenta de las cosas. O está ciego. O no quiere saber nada conmigo.

Principito - Entonces, por que te gusta?

Vicky - Por eso; porque es un tonto. A veces un chico grande, a veces un hombre, y a veces tiene la inocencia de un nene. A veces es una canción de Cerati, a veces un hit de David Guetta o la mejor balada de Queen. 
Me gusta porque nunca me dejó irme lejos. Y por todo lo que siento cuando lo abrazo. Y lo que sentí cuando me besó. Me gusta por quién es cuando está conmigo y por quién puede llegar a ser cuando aprenda a volar.

Principito - Ah, sos Borges.
Y adolescente.

Vicky - Soy muy tonta?
Es un poco triste igual...

Principito - Que cosa?

Vicky - Querer así. 

Principito - Depende como lo tomes...

Vicky - A veces como una perdida de tiempo, una dolorosa perdida de tiempo... pero solo a veces.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.