13 ene. 2012

Prometí que ya no te llamaría, pero te necesito ahora.

Hoy me siento la misma perdedora de siempre. Con las ganas de morir que prometí que ya no existirían. Sin saber que pasa y necesitándote como nunca antes. Si eramos felices, que está pasado ahora? Te veo a cada minuto más lejos y eso me desarma. Me hace mierda. Se muere lo que tuvimos. Termina eso que nunca existió en realidad. No cambies, por favor, no. Quiero a mi amigo de siempre. Se apagó toda mi luz. Me pesa el cuerpo y el amor que no supiste recibir. Y me doy cuenta que te importo menos de lo que creía. No se que fue todo lo que pasó, pero no me digas que fue una fantasía. Hoy todo parece muy lejano. Es tarde para renunciar. El esfuerzo se volvió en mi contra. Se ve tanto cuando uno está tan ciego. Y no puedo seguir con los ojos cerrados. Como me suelto de todo esto? Lo mismo que hasta hace dos días me hacía feliz hoy me mata. 

1 comentario:

  1. Que lindo!, te copie varias frases para mi twitter :)

    ResponderEliminar

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.