9 nov. 2010

Horribles fiestas para ti.

Hoy fui a hacer compras con mi vieja; ella tuvo que ir a firmar el reintegro al colegio (porque me quede libre con muchísimas faltas) y como había una promoción y carrefour esta a pocas cuadras de mi colegio, mi papá quería que vayamos, y entonces estábamos re justas y nos mandamos. La boluda de mi madre (por suerte yo salí a papá) se olvido la plata en casa, entonces tuvimos que venirnos hasta acá y volver a irnos a Carrefour. Me retrasé media hora o 45 minutos en la sección de los libros (dioooos, como me vuelven loca ♥). Elegí uno de Stephen King y pedi porfavorporfavor, y me lo traje a casa, próximo a comenzar a leerlo. Vimos ropa, y lamentablemente para mi y agradecida la billetera de mi madre, no habia nada lindo. Pero en un momento, llendo hacia la caja... me horrorizé. Vi algo que me detuvo el corazón y me dieron unas irrefrenables ganas de revolear fideos por todo el mercado... ¡Arbolitos de navidad! ¡A principios de noviembre! Dioooooos, ¿Que nos pasa? ¿Porque tanta anticipación? Estaban las bolitas, y los Papa Noelitos, y los Arbolitos, y las guirnalditas y la puta madre que los parió. Por favor, es horroroso palpitar la proximidad de las fiestas. Cuando era chiquita y creia en Papa Noel me brillaban los ojitos y quería armar el arbolito en Octubre, pero ahora Fiestas es sinónimo de falta de dinero, problemas familiares y fastidioso fastidioso fastidiosisimo calor. Amo regalar pero odio que me regalen; nadie sabe hacerme regalos. Me tengo que poner a ahorrar para comprar cosas, y para salir y para irme de vacaciones a Gesell. Horror. Déjenme respirar un poquito más, que hay algunos que todavía no se sacaron el Disfraz de Halloween y ustedes ya están queriéndome vender sus asquerosos pan dulces que les sobraron del año pasado con frutas secas, horror. Lo positivo es que se empiezan a vender muchas muchas garrapiñadas, y tengo cierto amor bastante raro por estas. No como garrapiñada en todo el año, porque no se consiguen. Antes estaban los puestos de la calle pero ya no, entonces tengo que esperar a estas fiestas. Woow, que pensamiento de gorda, dios mio. Me consuela saber que a la 1 de la mañana tengo todas las intenciones de tomarme el palo, y terminar en una plaza con amigos, si es que después estos no arrugan como lo hacen siempre, porque mi familia cada año se vuelve mas aburrida y deprimente. Ya no somos los de antes. Es triste saber que la mesa nunca volverá a estar completa. Good bye, felices fiestas. ¡No, dios! Algunos todavía tienen resaca del pedo que se agarraron el año pasado, otros siguen indigestados de maní con chocolate, y hay hígados como el mío que piden por favor ¡basta de mantecol!. Dejen descansar a Papa Noel, los Reyes y todos esos. Nos vemos el 8 de diciembre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.