30 nov. 2010

Siempre tuve alguien para amar.
Que no significa que me ame. Siempre amé, tuve esa capacidad, pero nunca había sido correspondida. El amor era sinónimo de dolor, porque siempre terminaba yo con el corazón roto.
Hoy tengo alguien en quién creer.
Debo tener fe en que el me ama como dice, que me ama como lo amo yo y que me va a amar mas allá de las circunstancias. Creo en su palabra y en sus actos.

1 comentario:

  1. uffff
    no quiero ni expedirme sobre el tema... porque soy la persona menos confiada del mundo... me cuesta horrores creer en alguien y por lo general no me sale...
    vos metele con fuerza!

    ResponderEliminar

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.