10 jun. 2011

¿Tuviste un mal día?

Odio que la gente esté rara, cambiada. Es algo que no puedo soportar. Siempre lo siento muy personal; que me ocultan algo, que el problema es conmigo, que el problema soy yo. Lo ideal sería esperar a que esa persona se calme, que vuelva a la normalidad, pero yo no puedo. Me angustio como si todo hubiera terminado, como si fuera el fin de cualquier tipo de relación y yo tuviera la culpa. Tal vez esa persona había discutido con alguien antes, se sentía mal o estaba cansado, vaya uno a saber. Me mimetizo con sus estados de ánimo, y siento que soy la causante de todo. Odio que la gente actué raro. Odio mas los malos días de los demás que los míos propios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.