18 oct. 2010

Mi manera de jugar.

No quiero mostrar una cara que no es la mía. Quiero reflejarme en los ojos de la otra persona, y que me vea tal cual soy. La timidez la llevo en baja dosis guardada bien adentro, pero en ciertas ocasiones me juega una mala pasada. Perro que ladra no muerde, y así soy yo. Haría, me gustaría, haría... pero no. A la hora de jugar, me quedo en el molde. No se pedir lo que me gusta, no da. No quiero que piensen que soy quien no soy. Nunca fui fácil, nunca me gustó el juego sucio. Me gusta improvisar, cantar a capela y que los demás tomen las iniciativas. Soy de seguir el juego ajeno, pero nunca tiró los dados primero. Hasta que no estoy segura de lo que quiere el otro, no doy ni un paso al frente. No me gusta resaltar por un error, moverme más rápido. Cuando me doy cuenta de las intenciones de quien tengo en frente, las comparo con las mías y me fijo hasta donde quiero llegar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las críticas siempre son buenas. Los comentarios me dan ganas de seguir escribiendo. ¡Gracias!

Mi blog.

Buscar en el Blog-.

¡Gracias por leerme...!

Enigma.